oxigenación hiperbÁrica

FUNDAMENTOS

El oxígeno es el gas de la vida. No podemos tolerar ni cinco minutos sin oxígeno. La sangre lo transporta desde los pulmones a todo el cuerpo de dos formas: unido a la hemoglobina (proteína principal de los glóbulos rojos) y disuelto en el plasma (parte líquida de la sangre).

Hoy en día sabemos que el oxígeno no solamente es una sustancia para respirar y producir energía, sino que tiene otras funciones, como ayudar a los glóbulos blancos a luchar contra las bacterias y otros microbios que entran en nuestro organismo, protegiéndonos contra infecciones.

Con una mayor cantidad de oxígeno en la sangre se potencian los sistemas naturales del cuerpo para la reconstitución de tejidos, vascularización, producción de colágeno, aumento de las defensas contra los microorganismos, etc.

La Oxigenación Hiperbárica (OHB) consiste en el suministro de oxígeno puro a una presión mayor a la atmosférica (Hiper: Aumentada, Bárica: Presión). Para poder realizar el suministro, es imprescindible poseer un recinto cerrado con condiciones especiales que pueda presurizarse, este recinto es la denominada cámara hiperbárica.

La Oxigenoterapia hiperbárica se utiliza principalmente en los siguientes campos:

Gracias a la presión a la que está sometido un cuerpo en la cámara, el oxígeno disuelto en la sangre aumenta hasta en 20 veces, obteniéndose así una HIPEROXIGENACIÓN de todos los tejidos y fluidos corporales, incluyendo el líquido céfalo raquídeo, linfa y matriz ósea, lo cual mejora notablemente la calidad de vida y cura muchas afecciones que tienen su origen en la deficiencia de este vital elemento.

El Dr. Otto Warburg (Nobel laureado en la Investigación del Cáncer), concluyó que el cáncer y las enfermedades tienen sólo una causa primaria que es la DEFICIENTE OXIGENACIÓN.

La MEDICINA HIPERBÁRICA, que es una rama de la Medicina General, se aplica con asombrosos resultados desde hace más de tres décadas en países como Estados Unidos, Japón, Canadá, Italia, Francia, Inglaterra, Israel, Rusia, China, Cuba, Brasil, Argentina, etc. En España, su aplicación es más reciente y cada día se difunden más sus usos.

La OHB está ahora disponible en muchos centros médicos avanzados y está aprobada por la Administración de Fármacos y Alimentos de los Estados Unidos de América (Food and Drug Administration), así como por el Medicare y reconocida por la American Medical Association.